El Nuevo Desarrollísmo: ¿Equilibrio entre Mercado y Estado?

El modelo económico mundial ha regido el carácter de la vida económica de los Estados desde el principio de los tiempos. El sector económico, si no más importante que el sector social o político, si es el motor del Estado. Todo el tiempo nos vemos inmersos en actividades económicas aunque no las vemos de esa manera, si no solo como una parte de la vida cotidiana. Aunque estemos sumergidos dentro de este sector, la mayoría de nosotros no le encontramos importancia a estar actualizados y conocer sobre el paradigma económico en el que vivimos.

En el mundo, América Latina y específicamente México, se ha cambiado muy drásticamente el paradigma económico por el que se rige el mercado. Hemos pasado de un extremo a otro, de un lado dejando el mercado libre sin restricción alguna y del otro teniendo un Estado paternalista que lo regula todo. Desde Adam Smith y su teoría de la mano invisible el mercado no se tocaba y México opto por crecer hacia afuera. Es después de la Segunda Guerra Mundial cuando entra Estados Unidos a la Gran Depresión que el mundo se da cuenta que es hora de cambiar. México decidió hacerle caso a la CEPAL (Comisión Económica Para América Latina y el Caribe) y pasar de un Estado Liberal a un Estado Benefactor en lo que concierne al sector económico. Con este cambió llego el sistema de Industrialización por Sustitución de Importaciones, que significaba crecer hacía adentro. Después de la Crisis de la Deuda en los ochentas, vuelve a dar un giro de 180º y deja atrás al Estado Benefactor para darle la bienvenida al Estado Neoliberal. El paradigma neoliberal ha demostrado que aunque ha habido crecimiento económico, la distribución del ingreso es alarmantemente desigual. Esto crea un dualismo estructural que no da paso al desarrollo.

Es esta teoría del Nuevo Desarrollísmo la que intenta equilibrar a ambos Estados, el Benefactor y el Neoliberal. Tiene como características principales crear reformas estructurales que beneficien tanto a la sociedad civil como al mercado. Es necesario crear un ambiente propicio en el que se pueda desarrollar la economía y la sociedad. No es suficiente que el PIB aumente, también es necesario que el GINI disminuya. Ya no nos podemos dar el lujo de preferir desarrollo social sobre crecimiento económico. ¿Que prefieres tu?

Anuncios

2 comments

  1. Rogelio · febrero 6, 2015

    Con un producto interno bruto bajo, economía basada en el petróleo y las remesas, de los millones de ilegales una educacion básica pésima sindicalizada , y no podemos erradicar ambre y analfavetismo seguiremos fregados

    Me gusta

  2. Alejandro z · febrero 6, 2015

    Estoy de acuerdo con el articulo, es evidente que el sistema politico economico necesita un cambio, esto no quiere decir que este mal, simplemente es parte de la globalización,asi como sistemas sociales han cambiado con el tiempo (primitivismo, feudalismo, monarquia, etc) es momento de un cambio estructural que se adapte mas a las necesidades que la sociedad requiere y de oportunidad al pais y la sociedad de creer justamente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s